22 dic. 2014

Apadrina un valenciano: Ferrari para todos

Tres eran tres o Dios los cría y ellos se juntan como dice el refranero popular o el proverbio chino, dejo al lector la elección;
y de esta manera nos encontramos de nuevo con un macro proyecto faraónico de esos que tanto gustan en la ‘Millor Terreta de lo Mon’, no a todos claro, hay sensatez en el terruño, y viene esto a colación de algunos artículos ayer leídos, acerca del espectacular y sin parangón proyecto que albergan nuestros excelsos próceres del Consell, hay señor que cruz, de instalar en las proximidades de Cheste y si menester fuera en el mismo casco urbano, será ‘per diners’, un festival de vehículos a motor travestido en algo así como ‘Mundo Ferrari’, a mayor gloria de estos acicalados mandantes que nos ha tocado en suerte, o en urnas según otros mas avispados que el que estas líneas suscribe, y que bien envuelto en el correspondiente celofán y etiqueta se nos presenta con el conocido runrún de que no nos va a costar, a los valencianos, digo, ni un euro, y que todo el proyecto correrá a cargo de tres apostantes de relumbrón y postín, a saber, los del Golfo, el Botín y el Consell de la CoVa d’Alí-Babà, que solo transcribir tan apabullantes y sonoros nombres da escalofrío y cuyos apellidos pondrían la gallina de pie y en carne viva a cualquier mortal de allende fronteras que supiese de que hablamos y de que muñón cojean cada uno o una de estas inversoras y promotoras del proyecto, porque si de golfos hablamos, será por falta de ellos en esto lares, aunque ya se, y el lector lo habrá deducido que se trata de, cójanse que viene curva, nunca mejor dicho, ‘Inversores de Países del Golfo’; que susto da ,¿eh?, huelga decir del Pérsico, vamos creo yo, pues amén del de Valencia, no se me ocurre otro tan poblado de sátrapas y perillanes, y como decíamos que eran tres, mentaremos en casa del ahorcado al señor Botín, tan perspicaz hombre de negocios que se ha dicho: apadrinemos a algunos valencianos que seguro hay algo que rascar, y sinó, el ‘negoci es el negoci’ y dios proveerá,  que apechuguen con las perdidas que a eso ya se han acostumbrado, y claro aparece el nombre de otro ilustre altruista, este de acomodada familia, léase Banco Santander, que solo mentarlo parpadea el reluciente monitor sobre el que leo lo que a estas horas del día tiene querido lector en sus PCs, y siguiendo el hilo, perdón,  vienen al rescate los mosqueteros, y no tres ni cuatro, sino legión y con nombre propio, que no es otro que, disculpen el exabrupto, nuestro Consell,  jesusito apiádate de nosotros, que al grito de ‘no hemos aprendido la lección’ lánzanse sobre el paisanaje porque ‘esta vez si’ vamos a conseguirlo, un festival del motor, con mas ruido que nueces y gratis total, toquemos madera, y si hay ganancias en la empresa, que se las quede el promotor y si pérdida hubiera, ‘que no lo creo’, ya se socializarán entre el apesebrado pueblo que tanto nos quiere y a quien tanto debemos, es un decir, y así en estas ascuas estamos, pues aunque el cirio empieza a ser corto para tanta procesión como nos espera, la paciencia es un don al valenciano dado y del que alguien sabe como manejarla. 
En fin, recurro al refranero popular, este si valenciano: ‘FERRARI PARA TODOS’. Vds. descansen.
P.D.: Dejo al entusiasta lector una sucesión de puntos…………… y otra de puntos y comas;;;;;;;;;;;;; para que a elección o de forma aleatoria los distribuya, si a bien tiene, por el anterior texto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.