23 jul. 2016

El 'Sur' y la deuda externa (Parte III de III)

ADAPTANDO LA CRONOLOGÍA DE E. MANDEL


1. 1789-1848: Período de la revolución industrial, de las grandes revoluciones burguesas, de las guerras napoleónicas y de la constitución del mercado mundial de bienes manufacturados: fase “ascendente” de la onda: 1789-1825; fase de crecimiento lento: 1826-1848.
2. 1848-1893: Período del capitalismo industrial de “libre competencia” con una fase ascendente de 1848-1873 y una fase de crecimiento lento 1873-1893 (larga depresión del capitalismo de “libre competencia”).
3. 1893-1913: Apogeo del imperialismo clásico y del capital financiero. Es una fase ascendente con crecimiento fuerte.
4. 1914-1940: Período de declive del capitalismo, de la época de las guerras interimperialistas, de las revoluciones y de las contrarrevoluciones. Fase de crecimiento lento con crisis de amplitud muy grande.
5. A partir de 1940 en los Estados Unidos y en América Latina y tras la Segunda Guerra Mundial para Europa: fase de crecimiento fuerte en el marco de la tercera edad del capitalismo (capitalismo tardío en español) que sigue a las derrotas sufridas por el movimiento obrero en los años 1930. Esta fase de crecimiento fuerte (los “treinta gloriosos” según ciertos autores) acaba en los Estados Unidos a finales de los años 1960 y en Europa durante los años 1970. A partir del comienzo de los años 1980, se entra en una fase de crecimiento lento. La cuarta crisis de la deuda de América Latina (y más en general de los llamados países en desarrollo) comienza en 1982.
Según Michel Husson, “Desde la publicación del libro de Mandel, la economía mundial se ha transformado profundamente. Con el ascenso de los países llamados “emergentes”, se asiste a un verdadero “cambio radical del mundo” cuya medida se puede tomar con la ayuda de algunas cifras. Así, los países emergentes han realizado en 2012 la mitad de las exportaciones industriales mundiales, cuando su parte no era más que del 30% al comienzo de los años 1990. Desde el comienzo de los años 2000 el total de la progresión de la producción industrial a escala mundial ha sido realizada en los países emergentes. El capitalismo parece así encontrar un segundo aliento relocalizando la producción en países que registran ganancias de productividad importantes, y en los que el nivel de los salarios es muy bajo”.
“Razonar sobre los “viejos” países capitalistas o sobre el conjunto de la economía mundial ya no es lo mismo: el crecimiento de la producción (incluyendo de la producción industrial), las ganancias de productividad y el desarrollo de la clase asalariada están desde comienzos del siglo XXI en el Sur. Hay en esto más que una desincronización que se podría poner en la cuenta de factores específicos”.
“En definitiva, lo que es cierto para los viejos países capitalistas del Norte, a saber la incapacidad de poner en pie los fundamentos de una nueva “onda larga expansiva”, no parece aplicarse plenamente a toda una serie de países que reagrupan después de todo a una fracción significativa de la población mundial. Se podría, al límite, hablar de una onda larga expansiva en lo que les concierne. Que se trate de un modo de crecimiento que hace aumentar las desigualdades y bárbaro (que evoca por otra parte el auge de la Inglaterra del siglo XIX) es otra cuestión: el punto decisivo es que en los países concernidos, la acumulación del capital y el crecimiento del empleo asalariado dan pruebas de un dinamismo impresionante”.
Añado por mi parte que la fase de expansión fuerte de los países emergentes (con China a la cabeza) y de un número importante de países en desarrollo da signos de pérdida de energía o de agotamiento desde 2014-2015 mientras que las economías de los viejos países industrializados permanecen empantanada en la continuación de un crecimiento lento.
Una de las ideas que el presente artículo adelanta es que hay una relación estrecha entre las fases de expansión fuerte del capitalismo global y la acumulación de deudas en los países periféricos (y en este caso América Latina) estimuladas en particular por la voluntad de las economías capitalistas más fuertes de aumentar los flujos de capitales hacia la periferia (quiero precisar que hay que colocar ahora a China entre las economías capitalistas más fuertes). El giro de la fase de crecimiento fuerte desemboca generalmente en una crisis de la deuda en los países de la periferia, se podría decir sin exagerar que “provoca” una crisis de la deuda. En el período histórico actual, vivimos un período bisagra (sin crecimiento fuerte en las viejas economías capitalistas) que podría desembocar en una nueva crisis de la deuda de América Latina y de otros países periféricos (en África y en Asia), -los primeros en ser afectados serán los países que dependen en gran medida de la exportación de materias primas para reembolsar su deuda- añadiéndose a la de los países periféricos en el interior o en los márgenes de Europa (Grecia, Portugal, España, Irlanda, Chipre, Ucrania, otros países del exbloque del Este, etc.) o de la esfera de los Estados Unidos (Puerto Rico da el ejemplo).
Agradecimientos: El autor agradece a Brigitte Ponet, Damien Millet, Claude Quémar et Pierre Salama por su relectura y sus sugerencias. El autor es enteramente responsable de los eventuales errores contenidos en este trabajo. Texto: E. Toussaint. Traducción: Alberto Nadal. Ver: PARTE I
Autor: Eric Toussaint es maître de conférence en la Universidad de Lieja, es el portavoz de CADTM Internacional y es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia. Es autor de diversos libros, entre ellos: Procès d’un homme exemplaire, Ediciones Al Dante, Marsella, 2013; Una mirada al retrovisor: el neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad, Icaria, 2010; La Deuda o la Vida (escrito junto con Damien Millet) Icaria, Barcelona, 2011; La crisis global, El Viejo Topo, Barcelona, 2010; La bolsa o la vida: las finanzas contra los pueblos, Gakoa, 2002. Es coautor junto con Damien Millet del libro AAA, Audit, Annulation, Autre politique, Le Seuil, París, 2012. Este último libro ha recibido el premio Prix du livre politique, otorgado por la Feria del libro político de Lieja. Ultimo livro : Bancocracia Icaria Editorial, Barcelona 2015. Es coordinador de las publicaciones Comisión de la Verdad Sobre la Deuda. Ver: Parte II y Parte I

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.